…y me hice una pregunta:

¿Se puede llevar aquello que tanto nos “molesta”, en las horas de recreo o en los intercambios de clase, al aula como estrategia pedagógica para trabajar contenidos del área y tener al alumnado con picos de motivación alta que permitan conseguir aprendizajes significativos?

VÍDEO

TAREA: El alumnado de tercer ciclo diseña un circuito por niveles para que sus compañeros de las otras clases lo lleven a cabo. A partir de aquí, se nos presentan múltiples interrogantes que permitan determinar, por ejemplo: ¿qué cantidad de agua debe contener la botella para que se “quede de pie” más veces?…¿ o es cuestión de práctica???, ¿Qué edades lo consiguen antes?, ¿A qué se deberá, a la habilidad o capacidades que un alumn@ tenga por su edad o al tiempo de práctica que dediquemos?…

Coordinación, equilibrio, habilidades motrices, trabajo en equipo, reconocimiento de posibilidades y limitaciones propias y ajenas… muchos los contenidos que se pueden trabajar para dejarlo escapar

Que se nos vaya el miedo y podamos salir de la zona de confort.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s